El presidente de EEUU reconoció hace años su facilidad para ser inoportuno. La última, un insulto a presentador de la Fox News al que llamó “hijo de perra”El presidente Joe Biden

FOTO: KEVIN LAMARQUE REUTERS
“Soy una máquina de pifias”, reconoció hace tres años Joe Biden, un político con propensión a meter la pata en todo tipo de circunstancias. La última ha sido el insulto a un periodista de la televisión Fox News que le preguntó por la inflación al final de una rueda de prensa. El presidente, pensando que el micrófono estaba apagado y con todos los periodistas saliendo de la sala, murmuró para sus adentros: “No, es una gran ventaja. Más inflación. Qué estúpido hijo de puta”.

En los últimos tiempos, el presidente ha cometido varios lapsus, olvidando nombres de personas importantes que estaban con él o confundiendo el cargo de la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, a quien ha llamado presidenta en alguna ocasión. Lo cierto es que hasta ahora no se había visto una falta de respeto hacia un periodista por parte del presidente, que ha sido muy criticado en las últimas horas. Para tratar de enmendar la situación, Biden llamó poco después al reportero de Fox News, Peter Doocy, quien dijo: “Me llamó a mi móvil y me contó: no ha sido nada personal, amigo. Y hablamos del tema, y de seguir adelante”.

Preguntado por si Biden se había disculpado, Doocy evitó confirmarlo y dijo que apreciaba que el presidente le hubiera llamado para “enfriar los ánimos” en un momento en el que el país está “al borde de la Tercera Guerra Mundial”, en alusión a las tensiones con Rusia por Ucrania.

Quienes conocen a Biden recuerdan que arrastra un tartamudeo desde la infancia que a veces le dificulta el discurso, y atribuyen a su carácter espontáneo y campechano algunos de los momentos más incómodos de su larga carrera política. Estas son las meteduras de pata más memorables de Biden explicadas por la agencia Efe:

1. Los indios del 7-Eleven

“En Delaware, el grupo de población que más está creciendo es el de los indios estadounidenses, que se mudan desde la India. No puedes ir a un 7-Eleven o a un Dunkin’ Donuts a no ser que tengas un ligero acento indio. No estoy de broma”, aseguró Biden a uno de sus simpatizantes en junio de 2006. El comentario indignó a muchos estadounidenses de origen indio, que le acusaron de racismo y de reforzar estereotipos; y Biden respondió que lo que pretendía era celebrar que los inmigrantes indios que llegaban a su estado ya no solo eran ricos, como los ingenieros o científicos, sino también otros de clase media.

2. El primer afrocamericano elocuente y limpio

“Tenemos al primer afroamericano que ha entrado en la cultura predominante y que es elocuente, brillante, limpio y bien parecido. Quiero decir, es algo como de cuento”, dijo Biden en enero de 2007 sobre el que pronto sería presidente estadounidense, Barack Obama. Tras ser acusado de racismo, Biden se disculpó, y aseguró que en lugar de “limpio” quiso decir “fresco” e insistió en que simplemente quería describir lo “emocionante” que era la candidatura de Obama.

3. “¡Levántate Chuck, que te vean!”

Durante un mitin en septiembre de 2008, Biden explicó que entre los asistentes estaba Chuck Graham, un senador estatal de Misuri, y, antes de ubicarle entre el público, dijo: “¡Levántate, Chuck, que te vean!”. Graham estaba en una silla de ruedas, algo que Biden comprobó con vergüenza. “Oh, que Dios te bendiga. ¿Qué estoy diciendo? Eso sí, compañero, estás haciendo que todos los demás se levanten”, añadió el entonces candidato a vicepresidente.

4. Un desliz con consecuencias históricas

No todos los deslices de Biden se quedaron en meras anécdotas: cuando era vicepresidente, su inesperada expresión de apoyo al matrimonio homosexual irritó inicialmente a la Casa Blanca, pero luego empujó a Obama a asumir la misma postura y dio alas a una campaña que repercutió en la legalización de ese tipo de uniones en 2015. “Miren, es el presidente quien dicta la política, pero yo estoy absolutamente cómodo con el hecho de que los hombres se casen con hombres, o las mujeres se casen con mujeres”, afirmó Biden durante una entrevista con NBC News en mayo de 2012.

5. ¿Vermont?

“Me encanta este lugar. ¿Cómo no le va a gustar a alguien Vermont, con lo bonito que es? Este es un pueblo precioso”, dijo Biden en agosto de 2019, en declaraciones a la prensa en Keene, un pueblo situado en Nuevo Hampshire, no en el vecino Vermont.

6. Niños pobres vs niños ricos

“Los niños pobres son tan brillantes y tienen tanto talento como los niños blancos”, señaló Biden durante un discurso ante la Coalición Asiática y Latina en Iowa, en agosto de 2019. Tras darse cuenta del error, el aspirante demócrata intentó corregirlo: “Niños ricos. Niños negros. Niños asiáticos”.

7. Si votan por Trump, “no son negros”

Las dos pifias de Biden que más han hicieron frotarse las manos a la campaña de Trump tienen que ver con los votantes negros, en su gran mayoría demócratas. En mayo de 2020, Biden dijo durante una entrevista: “Si tienen problemas decidiendo si me apoyan a mí o a Trump, entonces no son negros”. Y este mes, en declaraciones a las asociaciones nacionales de periodistas hispanos y negros, Biden declaró que “al contrario que la comunidad afroamericana, con excepciones notables, la comunidad latina es increíblemente diversa”, algo por lo que después se disculpó al asegurar que no considera a los negros un grupo “monolítico”.

Origen: larazon.es