Obama, sin duda, fue uno de los presidentes más complacientes con Putin

Ahora Barack Obama pretende reescribir la historia. Miente al afirmar que cuando fue presidente tuvo mano firme con Vladímir Putin.

ada que sorprenda: Macron y Le Pen pasaron a la segunda vuelta en Francia. Macron pasó de primero, pero con una ventaja estrecha. Lo más probable es que sea reelecto, ya que la guerra le favoreció mucho y los franceses parecen olvidar que su Gobierno ha sido un completo desastre.

La guerra también ha expuesto la doble moral e hipocresía de los líderes americanos. Por ejemplo, ahora Obama pretende reescribir la historia, como leí en un editorial del Wall Street Journal. En un discurso en Chicago, Obama dijo que él había sido bastante duro con Putin cuando invadió Crimea y el este ucraniano. También dijo que entonces Europa había sido blanda. Miente.

Obama, sin duda, fue uno de los presidentes más complacientes con Putin. Aunque sancionó a Moscú, fue tibio, y terminó acordando con el presidente ruso la negociación de los acuerdos nucleares con Irán. Nunca le vendió armas antitanques a Ucrania y permitió que Alemania avanzara con el oleoducto Nord Stream 2, que devino en la dependencia europea de Rusia y, en gran parte, la tragedia que hoy estamos viviendo.

Washington también chantajeó a Kiev con la ayuda económica y militar a cambio de favores políticos. Finalmente, permitió el desarrollo de Putin y su consolidación como una fuerza decisiva en Medio Oriente y en el resto del mundo.

Muchos de los funcionarios que en su momento se equivocaron con Putin hoy están nuevamente en la Casa Blanca, gracias a Joe Biden. Sin duda es preocupante.

Origen: El American