Los hechos demuestran que no hay voluntad de Estados Unidos de sacar del poder a ninguna de las dictaduras: Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con Nicolás Maduro. Reuters

El analista político estadounidense Francisco Rodríguez sostiene que a corto plazo no ve la salida del poder al dictador Daniel Ortega, debido a que se ha atornillado en la presidencia, tiene control total del Estado, a lo que se suma el desinterés de Estados Unidos para acabar con las dictaduras.

En su opinión, los hechos demuestran que no hay voluntad de Estados Unidos de sacar del poder a ninguna de las dictaduras de la región: Cuba, Venezuela y Nicaragua. Por el contrario, Biden está propiciando acercamientos con las dictaduras de Cuba y Venezuela y les ha relajado las sanciones que les fueron designadas por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

La presencia de OrtegaNicolás Maduro, en Venezuela; y el designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, aumenta la agonía de los ciudadanos de esos países que viven en condiciones de pobreza, represión y falta de oportunidades.

En el caso de Nicaragua, Rodríguez sostiene que le espera un futuro “negro” mientras Daniel Ortega continúe gobernando el país.

“No veo un cambio en Nicaragua, las dictaduras una vez que llegan al poder es muy difícil salir de ellos, y no hay voluntad de Estados Unidos de sacarlos”, acotó Rodríguez.

“Estos países han utilizado la democracia como un instrumento para llegar al poder y después permanecer en la presidencia”, haciendo difícil su salida, subrayó el analista.

Para ese fin, cuentan con el apoyo del Foro Sao Paolo, cuyas estrategias persiguen desestabilizar las democracias en la región y permanecer en el poder a través de “pantomimas electorales”.

Para el exvicepresidente de Colombia, Francisco Santos, el régimen de Ortega es un peligro para la región y la democracia.

“Uno lo que siente hoy en día es que en el 2001 cuando se firmó la Carta Democrática Interamericana había una sola dictadura que es Cuba. Hoy hay tres con Venezuela y Nicaragua”, afirmó Santos.

De hecho, afirma que “hay muchos países que son mucho más autoritarios, ahí está Argentina y Bolivia. En este nuevo mundo bipolar se va a dividir entre democracias y autoritarismos, pues el autoritarismo está creciendo en la región”, apuntó el exvicepresidente.

El analista Rodríguez, sostiene que a las tres dictaduras Cuba, Venezuela y Nicaragua se han sumado la de Bolivia y Argentina.

Mientras, Perú cayó en manos de marxistas leninistas actualmente en el poder con Pedro Castillo. En Honduras, gobierna la prochavista Xiomara Castro, esposa de Manuel Zelaya, expresidente de ese país.

Santos sostiene que Nicaragua es parte de las dictaduras en la región, pero “con una agravante y es la cercanía de con Rusia que está de muy bajo perfil, pero muy activo en Nicaragua”, indicó.

A ese nuevo escenario se suma China, que restableció relaciones diplomáticas con Nicaragua en diciembre de 2021. “Entonces, en esa disputa del mundo bipolar, hoy el autoritarismo tiene mucho más espacio en la región y todos los días gana un espacio más”, aseveró Santos.

Rodríguez indicó, que las tres dictaduras operan conjuntamente, un ejemplo claro es la apertura de las fronteras de Nicaragua a los cubanos, que ha provocado un éxodo de miles de migrantes de la isla. La oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) revela que en el mes de abril ingresaron a Estados Unidos cerca de 35 mil cubanos.

Complot de Ortega y el castrismo

El régimen sandinista estableció el libre pasado para los cubanos el 23 de noviembre de 2021, a partir de entonces Nicaragua es la ruta de miles de cubanos para llegar a Estados Unidos. Las estadísticas de la CBP indican que hasta abril han arribado 115 mil cubanos por la frontera estadounidense

“Ortega deja entrar a todos los cubanos sin visas y de ahí salen a través de diferentes vías hacia la frontera con México para entrar a Estados Unidos. El régimen cubano le está metiendo otro Mariel a Estados Unidos, pero esta vez no es marítimo”.

“Eso es un ejemplo de lo que hacen estos países para fastidiar a Estados Unidos, incluso causarle un problema a la administración, pero eso a Joe Biden [presidente de Estados Unidos] no le importa, él quiere que entre todo el mundo por eso es que digo que son ineptos, esa es la gran discusión si esta administración es incompetente”, aseveró el analista estadounidense. De hecho, sostiene, el fin es destruir a Estados Unidos.

“Mi teoría es que increíblemente desean diluir la cultura, el poderío de Estados Unidos económico y militar y es incomprensible como personas nacidas aquí no amen a su país hasta el grado de no darse cuenta que el país no puede cortarse sus propias fuentes de petróleo y a la vez no tener fronteras y seguir tratando de ser amigo de dictaduras en vez de aprender la lección y que con estas dictaduras no se puede negociar”, dijo el analista Francisco Rodríguez, en alusión a las políticas de Biden.

Origen: Gaceta