Por Daniel Romero

El FBI chequeo y aporto a la causa, de manera oficial, con una fotografía obtenida de los archivos de la inteligencia israelí.

Total News fue el primer medio en informar sobre las vinculaciones del piloto y copiloto con el terrorismo islámico. Los supuestos pilotos, en realidad son pilotos de drones y estaban destinados a operar en Latam y habrían sido los encargados de cargar el avión con tecnología para estos.

Deciamos en ese momento que el Presidente Abdo corroboro un informe de Total News sobre que un miembro de la tripulación del avión iraní se realizo cambio de rostro en Cuba, Brasil también informo

Total News, publico un articulo el día 23 de Junio donde afirmamos que el miembro de Al Quds es Mohammad Khosraviaragh, aunque días antes ya mencionábamos a Khosraviarag como un especialista en “enmascaramiento” y miembro fundamental de la operación de ciber inteligencia que despliega Irán y Venezuela en la región.

Todos los tripulantes, no solo los iraníes, están vinculados de una u otra forma con activos de terrorismo, según pudo saber Total News, de fuentes de inteligencia israelíes.

La Unidad 840 de la Fuerza Quds, responsable de las operaciones terroristas fuera de Irán contra objetivos occidentales y grupos de la oposición, tiene operaciones en Sudamérica que un oficial llamado Said Muhamad Hasan Khajazi dirige desde Venezuela y Argentina por intermedio de Iraníes residentes en Argentina.

La aeronave que fue retenida y ahora con pedido de incautación por EE.UU, es uno de los últimos esfuerzos de Irán para ampliar sus operaciones de contrabando de armas en Latam. Durante más de una década, el avión de carga Boeing 747-3B3 recientemente detenido perteneció a la compañía iraní “Mahan Air” una aerolínea que ha sido sancionada por EE.UU. por transportar operativos, armas, equipos y fondos de la Fuerza Quds del CGRI.

En diciembre de 2020 tuvo lugar una reunión adicional entre funcionarios venezolanos y el director general de Mahan Air. El 6 de noviembre de 2020, un vuelo de carga perteneciente a Qeshm Fars Air fue visto descargando carga en el aeropuerto civil de Caracas. Apenas unas semanas después, la compañía EANSA reveló un avión de entrenamiento llamado SIBO100 que era en la práctica una copia del avión ligero K10 desarrollado por la compañía iraní HESA.

Durante la presentación del SIBO100, también se dio a conocer un avión no tripulado llamado P071A-007 que parece ser una copia del avión no tripulado iraní Mohajer 6 producido por la empresa Qods. Estos dos modelos de aviones y los medios para producirlos han sido exportados a Yemen en el pasado y recientemente Irán firmó un acuerdo para proporcionarlos también a Tayikistán.

Los drones iraníes se han exportado a Venezuela desde 2012, cuando se identificó un Mohajer 2 iraní bajo una marca vinculada al grupo industrial de aviación de Venezuela (CAVIM). En noviembre, el ministro de Defensa Israelí , corroboró los informes anteriores de que Irán estaba proporcionando armas a Venezuela e intentando aumentar la presencia de la IRGC en Sudamérica por intermedio de Argentina .

Gholamreza Ghasemi y su vinculacion con Al Cuds:

La Unidad 190 de la Fuerza Quds contrabandea armas a sus fuerzas y apoderados en el extranjero y dirige y realiza ataques terroristas en el extranjero. Gholamreza Ghasemi, el piloto de la aeronave cuando fue detenida, ha sido vinculado en el pasado con la Unidad 190 y ha sido identificado por el FBI como el director general de Qeshm Fars Air.

El piloto del avión retenido en el aeropuerto de Buenos Aires, el iraní Gholamreza Ghasemi, decíamos, tiene un «vínculo» con la Fuerza Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, según un informe de inteligencia.

Total News publico sobre los motivos por los cuales arribo el avión iraní con falsa bandera venezolana. Uno de estos motivos era el transporte de equipamiento especifico para realizar en suelo argentino ciber-inteligencia para favorecer a Lula y Cristina Kircner.

También decíamos que, Mohammed Kosraviragh, uno de los tripulantes del avión de operaciones de Al Cuds, tiene relación con Mohamed Reza Javadi Nia, en su momento vinculado a la causa AMIA.

Cristina Kirchner, por intermedio del senador Oscar Parrilli, había solicitado ayuda a Venezuela para asentar una base de ciber inteligencia que pudiera recopilar, procesar y organizar información política, desde luego todo se haría en forma subterránea. Es decir que el papel del capitán de la aeronave, Gholamreza Ghasemi, adquiere un papel central para el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La fiscal Cecilia Incardona habia detectado que al 23 de abril pasado la aeronave pertenecería a Qeshm Fars Air y no a la venezolana Emtrasur ni a la firma iraní Mahan Air.

También se pudo demostrar la vinculación de Gholamreza Ghasemi con la fuerza Al Cuds, perteneciente a la Guardia revolucionaria iraní.
El FBI chequeo y aporto a la causa, de manera oficial, con una fotografía obtenida de los archivos de la inteligencia israelí.

Origen: Total News Agency