CERO EN PROGRESISMO

Tras fracasar el plan inicial de Putin de tomar Kiev en pocas semanas, se inició una guerra que se está librando también mediante la propaganda y la desinformación. Estas se dirigen principalmente a la opinión pública occidental, con el fin de crearle dificultades a los gobiernos que apoyan a Ucrania con el envío de armas. Buena parte de estas intoxicaciones consisten en bulos, enfoques sesgados y truculentas exageraciones sobre el país invadido, al que se presenta como un Estado títere y como responsable de las peores atrocidades. Estas a su vez se enmarcan dentro de un relato que explica la agresión de Rusia como un acto de legítima defensa contra el expansionismo de la OTAN, al servicio de los intereses imperialistas de los Estados Unidos. Al parecer, los intereses de Moscú serían la evangelización cristiana y fomentar la lectura de Bulgákov en ediciones populares de bolsillo.

Aquí entran en juego…

Ver la entrada original 539 palabras más