Brasil se incorpora sin dudas en el bloque que encabeza China con Rusia e Irán, en el que Arabia Saudita se encuentra ahora bastante cerca. Brasil llega al juego como el gran articulador de Hispanoamérica