Publicado el 06-12-13 // LyP en la Prensa

La Argentina está entre “los 15 países con menor libertad económica”, como consecuencia de “expropiaciones sin indemnización previa, ataques del Ejecutivo a la Justicia y excesivas regulaciones”, según un informe privado difundido en las últimas horas.

El denominado “Índice de Libertad Económica” 2013 fue elaborado por el Fraser Institute de Canadá, que ubicó a la Argentina en el puesto 137 de un total de 152 países, con un puntaje de 5,69 sobre 10. Por el contrario, países de la región como Chile, Perú y Costa Rica quedaron ubicados en el puesto 11, 22 y 23, respectivamente, mientras que Brasil y Colombia, si bien estuvieron lejos de los primeros puestos, se posicionaron 102 y 96; Venezuela es el último país del ranking.

“El índice se elabora sobre la base de resultados en cinco indicadores: 1) Tamaño del gobierno; 2) Sistema legal y propiedad privada; 3) Moneda sana; 4) Libertad para comerciar internacionalmente y 5) Regulación”, dijo a DyN Mercedes Manfroni, responsable de prensa de la fundación Libertad y Progreso (FLyP), entidad que difundió el informe en el país.

En la categoría Sistema legal y respeto por la propiedad privada, “la Argentina tuvo el peor desempeño. Los ataques a la independencia de la justicia por parte del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, así como las expropiaciones de empresas de capital privado sin indemnización previa, fueron hechos determinantes en los resultados”, sostuvo la FLyP.

“Otro de los indicadores en los que la Argentina se destacó por su mal desempeño fue el de Regulación. En esta categoría el país obtuvo 5,6 sobre 10″, señaló Martín Lagos, consejero académico de la FLyP.

Mientras que Fred McMahon, uno de los autores del Índice de Libertad Económica del Fraser Institute, aseguró que “este indicador explica el grado de libertad que hay para abrir y cerrar un negocio, para tomar un crédito, contratar o despedir un empleado, entre otras cuestiones”.

“El exceso de regulaciones es la materia prima para la corrupción”, señaló, y aconsejó “mirar modelos exitosos de países que sacaron ventajas de sus crisis económicas y que supieron abrirse a los mercados, crecer y desarrollarse”. Por otro lado, el “elevado nivel de inflación que sufre el país tiene un impacto directo en la categoría moneda sana del Índice”, consignó el reporte.

En tanto, los resultados en “tamaño del gobierno” estuvieron “condicionados por el importante incremento del Gasto Público Consolidado (el ejecutado por el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y municipales) que, de 2003 a 2012, pasó de 29,4 % a 45,9% del Producto Interno Bruto”, concluyó el informe.