Un yate de lujo perteneciente al oligarca favorito de Putin, desapareció misteriosamente, evitando así su incautación.

Los oligarcas rusos que buscan esconder sus «palacios flotantes», desactivan los controles de seguimientos y navegan ilegalmente evitando a las autoridades internacionales.

Redacción | Primer Informe

Los hombres más ricos del mundo se apresuran a ocultar sus activos de las autoridades internacionales, ya que sus nombres se agregan a la lista de sanciones contra aliados de Rusia. Alisher Usmanov, descrito por los medios como el oligarca “favorito” del presidente Putin, es uno de ellos. De hecho estuvo entre los primeros multimillonarios en ser incluidos en la lista de sanciones después del comienzo de la guerra en Ucrania.

A mediados de abril, Usmanov perdió su “juguete” más preciado cuando Dilbar, el super yate más grande del mundo, fue incautado en Alemania. Las autoridades también incautaron vehículos blindados y aviones privados de Usmanov, pero eso no quiere decir que todavía no tenga cosas que quiera guardar.

Uno de esos activos es otro mega yate impresionante, Alaiya (anteriormente TIS y Lady Gulya). Alaiya puede ser más pequeña y menos costosa que Dilbar, pero no obstante es una embarcación magnífica, opulenta y que rompe récords. Con un precio de $ 300 millones, es una construcción de 2019 de Lurssen, con estilo de Winch Design, y el reacondicionamiento más reciente en 2020.

Palacio flotante

El yate Alaiya de 365 pies (111,5 metros) ha estado desaparecido durante varios días. Su última ubicación conocida fue cerca de las Maldivas, en dirección a Malé, y luego frente a la costa de Sudáfrica, navegando a menos de 4,5 nudos (5,2 mph / 8,3 kph). Varios sitios web de seguimiento que utilizan datos AIS muestran que actualmente está «fuera de rango», lo que significa que el seguimiento se ha desactivado. Esto permite que el barco viaje sin ser visto ilegalmente, en lo que es una tendencia emergente de los oligarcas rusos de «desaparecer» sus palacios flotantes.

Y Alaiya es definitivamente un palacio flotante, con alojamiento para 18 invitados y 28 tripulantes. Decorado con acabados de mármol y oro real de 24 quilates, cuenta con lujosas comodidades como cine privado, spa y salón de belleza. Además de un salón de té, ascensor, un gimnasio completamente equipado y comedores formales. Está propulsado por dos motores diésel MTU de 4.963 hp que pueden alcanzar velocidades de hasta 18 nudos (20,7 mph / 33,3 kph).

Con información de Autoevolution.

Origen: Primer Informe