La administración Biden revierte políticas de Trump reactivando vuelos a Cuba y reanuda el programa de reunificación familiar.

“Nuestra política continúa centrándose en los derechos humanos, empoderando al pueblo cubano para que determine su propio futuro y estas son medidas prácticas destinadas a atender la situación humanitaria y los flujos migratorios”, dijo el funcionario estadounidense a El Nuevo Herald.

Redacción | El Nuevo Herald

La administración Biden reestablecerá los vuelos a otras ciudades cubanas además de La Habana y un programa de reunificación familiar suspendido durante años, siguiendo las recomendaciones de una revisión largamente esperada de la política estadounidense hacia Cuba, dijeron el lunes funcionarios de alto rango de la administración a McClatchy y al Miami Herald.

La administración también permitirá viajes grupales para intercambios educativos o profesionales y levantará los límites en el dinero que se envía a las familias en la isla.

Los cambios de política se producen después de una revisión de meses que comenzó en serio después de una serie de protestas que sacudieron a la nación isleña el 11 de julio, lo que provocó una nueva ronda de sanciones de Estados Unidos contra funcionarios cubanos.

LEA TAMBIÉN: Así es la nueva ley castrista que da la estocada al activismo político y el periodismo independiente en Cuba

Cuba enfrenta la peor crisis económica desde el colapso de la Unión Soviética, con escasez generalizada de alimentos y medicinas, y miles de cubanos tratando de llegar a Estados Unidos. Un funcionario de la administración dijo que las nuevas medidas políticas permiten que la administración continúe apoyando al pueblo cubano y protegiendo los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

“Nuestra política continúa centrándose en los derechos humanos, empoderando al pueblo cubano para que determine su propio futuro y estas son medidas prácticas destinadas a atender la situación humanitaria y los flujos migratorios”, dijo el funcionario, quien agregó que los derechos laborales también estarán en el centro de cualquier conversación con el gobierno cubano.

Como prometió en su campaña a la Casa Blanca, el presidente Joe Biden revertirá varias de las medidas tomadas por su antecesor y permitirá los vuelos comerciales y chárter a destinos fuera de la capital cubana. Actualmente, las compañías aéreas estadounidenses solo pueden volar a La Habana, lo que deja a los cubanoamericanos con pocas opciones para visitar a sus familias en otras provincias.

El Programa para la Reunificación familiar, que no ha aceptado nuevos casos desde 2016 y dejó 22,000 solicitudes pendientes en el limbo, también se restablecerá, dijeron los funcionarios, luego de los llamados bipartidistas para abordar el problema.

Lea el resto de esta noticia de El Nuevo Herald, haciendo click aquí.

Origen: Primer informe