¿Cómo explican los expertos que la gente aparentemente elija perjudicarse a sí misma? La respuesta que ofrecen es que los votantes son estúpidos.

Por

Javier Benegas

La opinión de que el ciudadano común es demasiado estúpido para entender y juzgar correctamente la política evidencia un profundo desprecio por la gente en general, pero, sobre todo, sirve para endosar la responsabilidad del malestar que se propaga por muchas democracias a un electorado ignorante, sin que los principales responsables hagan autocritica y asuman su culpa.

Lo cierto es que, si desde alguna parte se ha animado la estupidización de las sociedades, ha sido desde la política y su entorno, medios de información incluidos. Gobernantes, asesores, expertos y prensa han puesto durante décadas un gran empeño por degradar las discusiones políticas hasta convertirlas en pura pantomima, espectáculos de peleas en el barro aptas sólo para electores incondicionales y acríticos.

Sigue…

Origen: En la era de los votantes estúpidos – Disidentia